FONPLATA

Viernes, 03 Mayo 2019 09:15

Energía: la fuerza invisible que hace posible el desarrollo

Energía: la fuerza invisible que hace posible el desarrollo Foto: FONPLATA

A finales del año pasado, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) publicó un informe en el que hace un análisis del sector energético en América Latina y el Caribe. El dato más destacado: dentro de 20 años, la región demandará el doble de energía que actualmente.

Esto requiere una enorme inversión de parte de los gobiernos, pero también el apoyo de los bancos de desarrollo, para hacer frente a las masivas inversiones que requerirá la satisfacción de esa demanda.

La buena noticia, sin embargo, es que gran parte de esa exigencia será cubierta por combustibles no-fósiles y fuentes renovables de energía. Estima el BID que los requerimientos futuros serán cubiertos cada vez menos con combustibles fósiles.

Para generar los 408 gigavatios de demanda adicional que marca el informe, será necesario invertir US$24.000 millones. Aparte de los requerimientos de la industria y los hogares, el documento pronostica que buena parte de la demanda ocurrirá también por el aumento de vehículos eléctricos en nuestras calles y carreteras.

Revisando los datos disponibles de la situación en los cinco países miembros de FONPLATA (Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay), noto que en términos generales, la matriz eléctrica ya tiene la mirada puesta en el futuro, con una generación de energía enfocada en reducir el impacto para el ambiente.

En Argentina, el gas natural representa más del 50% de la matriz energética, contando con un enorme potencial para la incorporación de energía eólica. Brasil, a su vez, cuenta con un 50% de su matriz energética conformada por energía renovable a través de la producción de etanol.

Bolivia, por su parte, con la instalación de plantas termo-eléctricas que emplean sus enormes recursos de gas natural, ha logrado que el 70% de su matriz energética tenga ese origen. El 30% restante proviene de las represas hidroeléctricas y energías alternativas.

En el caso de Paraguay, el 57% de su energía es de origen hidroeléctrico y más del 20% proviene de biomasa, contando con un enorme potencial para incrementar la participación de las fuentes renovables como la solar, la eólica y el gas natural.

Uruguay, por su parte, constituye un modelo inédito a nivel mundial en la medida que se apunta a un escenario donde casi el 100% de su matriz energética provenga de fuentes renovables.

En la actualidad, casi el 60% de la energía eléctrica proviene de sus represas, en tanto el 25% lo hace de fuentes eólicas y el 15% de biomasa y solar, previéndose un incremento mayor de la participación de las energías renovables a partir del empleo de gas natural.

También en el trabajo que hacemos desde FONPLATA facilitando los fondos para proyectos de desarrollo nos hemos comprometido con la generación limpia de energía. Así lo hemos recogido en los convenios firmados con la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), la Agencia Alemana para el Desarrollo (KfW), el propio BID y el New Development Bank (NDB), el banco de desarrollo de los llamados BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

Sin descuidar, claro, uno de los puntales de nuestro trabajo, que es llevar el desarrollo a los lugares donde no llegan los grandes planes o los fondos de los bancos más grandes, especialmente en áreas rurales y fronterizas.

Así, por ejemplo, en Bolivia respaldamos el programa “Cosechando agua, sembrando luz”, con el objetivo de atender 45 mil hogares en las zonas más pobres y aisladas del país, dotándolos de servicios de agua corriente y electricidad mediante paneles fotovoltáicos.

A finales del año pasado firmamos con Paraguay un préstamo de 70 millones de dólares para la construcción de una subestación eléctrica en la ciudad de Valenzuela, que generará 50Kv adicionales para reforzar la confiabilidad de la red del país.

También en Brasil, estamos trabajando en proyectos de renovación en varias ciudades medianas del interior para, entre otras obras, mejorar el alumbrado público, especialmente en plazas, parques y otros lugares de esparcimiento y deporte.

En Argentina estamos explorando con la provincia de Jujuy, el potencial financiamiento de una planta de tecnología solar concentrada de potencia de 10 MWe. El objetivo es diversificar la matriz energética renovable aprovechando el gran recurso solar de la provincia y acompañar de esta manera la meta nacional, para el año 2025, de utilizar 20% de energía renovable.

Las demandas de energía, como decíamos al principio, se multiplicarán durante los próximos años, y en FONPLATA estamos dispuestos a continuar profundizando nuestra vocación de llevar el desarrollo hasta los lugares más apartados, así como a mantener nuestro compromiso en la defensa del medio ambiente.

Con estos factores, y trabajando en conjunto con los gobiernos de nuestros países, estoy seguro de que tendremos un futuro lleno de esa energía invisible que hace posible el desarrollo.

Texto publicado originalmente en la columna mensual de Juan E. Notaro en el Huffington Post

SEDE
 
Santa Cruz de la Sierra, Bolivia
Teléfono +591 3 315 9400
Fax +591 3 3371713
Avenida San Martín #155, barrio Equipetrol, edificio Ambassador Business Center Piso 3
OFICINAS OPERATIVAS DE ENLACE:
 
Buenos Aires, Argentina
Teléfono +54 11 4016 8667
Avenida Belgrano 955, piso 12, C1092AAJ
 
Asunción, Paraguay 
Teléfono +595 21 453 320
Independencia Nacional esquina Fulgencio R. Moreno, piso 15, edificio El Productor

Contacto Linkedin youtube Google+