FONPLATA

Vivimos en un mundo globalizado y cambiante. Este planeta cada vez más interconectado y en transformación exige que los gobiernos, especialmente los de América Latina, cuenten con  instituciones modernas y eficientes que permitan responder a los desafíos que plantea una realidad muy dinámica. A esto no escapan los sistemas de justicia. En muchas de las naciones latinoamericanas, estos sistemas se caracterizan por su lentitud, su difícil acceso y la existencia de códigos y leyes cuya complejidad y falta de actualización a veces dificultan o impiden la adecuada aplicación de la ley en beneficio de los ciudadanos. 

Sobre estos temas conversamos con Diego Pando, que es Doctor en Ciencia Política y profesor en la Escuela de Administración y Negocios de la Universidad de San Andrés, en Argentina. Pando explica por qué hay que reformar la justicia, del estado actual de esa reestructuración en su país y cita un caso exitoso que ya está dando resultados.

¿Por qué hay que modernizar el Poder Judicial?

La razón principal que justifica la modernización del Poder Judicial es la imperiosa necesidad de mejorar la producción de bienes y servicios públicos, en un contexto en el cual el Estado tiene un mayor protagonismo en el bienestar de la sociedad a partir de mayores ámbitos de intervención si uno compara con lo que sucedía a principios de siglo. El rompecabezas de la modernización del Estado tiene en el Poder Judicial una pieza fundamental.

 

¿Quién saldrá ganando con la mejoría de este sistema?

La sociedad en general sería una primera respuesta. Siendo más específico, uno piensa en el sector privado, el cual necesita reglas de juego claras y estables que se puedan aplicar para generar condiciones de inversión, empleo y crecimiento del país. También saldrían ganando las propias instituciones del sector público, a partir de la mejora de la calidad del control. Y principalmente saldrían ganando todos los ciudadanos “de a pie”, pero especialmente aquellos que menos tienen y más sufren, los cuales son los que en última instancia necesitan más del Estado. Como decía antes, el Poder Judicial cumple un rol muy importante en la producción de bienes y servicios públicos.

 

FONPLATA y Argentina van a trabajar conjuntamente en un proyecto de modernización de la justicia. ¿Cómo ayudará ese proyecto a la justicia del país?

La reforma tendría que orientarse, entre otras cuestiones, a agilizar los procesos. El Poder Judicial en Argentina se caracteriza por la abrumadora predominancia de lo escrito, el papeleo vicioso, la proliferación de instancias, la jerga elitista, las notificaciones y sentencias difíciles de comprender aun para personas con buena formación intelectual que no sean abogados, una estructura de almacenamiento de documentos físicos poco confiable en términos de seguridad y la falta de transparencia y de apertura a la sociedad.

En este contexto, las tecnologías de información constituyen herramientas clave para mejorar la eficiencia y la eficacia de la actuación del Poder Judicial. Pero sí es importante reconocer que el ecosistema judicial no escapa a la tendencia general marcada por las profundas transformaciones que produce y puede producir la utilización intensiva de tecnologías de información para que las organizaciones fortalezcan sus capacidades de gestión. En la última década, la gran mayoría de los éxitos de transformación que han experimentado las instituciones públicas en Argentina y a nivel internacional se ha logrado a partir de la utilización intensiva de las tecnologías de información, en la medida en que son poderosas herramientas que permiten simplificar trámites, reducir costos y tiempos de espera, fortalecer la transparencia y la rendición de cuentas.

 

¿Puede citar casos actuales y exitosos de modernización de sistemas judiciales en otros países?

En nuestra región el Poder Judicial de Costa Rica me parece un caso interesante. De hecho ya en 2013 abogó ante la Cumbre de la Alianza para el Gobierno Abierto por desarrollar una “Política de Gobierno Abierto para el Poder Judicial”.

Con los desafíos pendientes que tiene, hay avances concretos en relación a mayores facilidades de consulta de las causas judiciales, posibilidad de ser atendidos por una oficina virtual 24 horas al día los siete días de la semana, apoyo al teletrabajo, reducción en los costos por traslado y papelería, mejor atención al público, manejo más integrado de la información de las causas judiciales, localización de los expedientes, mejor información para tomar decisiones, menor cantidad de afluencia de público, se evita pérdida de expedientes o folios de los mismos, ahorro de papel y suministros de impresión, reducción de los espacios necesarios para archivo de expedientes.

Publicado en Noticias

Por Juan Notaro.-

 

Hace pocos días participe en Washington, D.C (EEUU),  en las reuniones anuales del Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), en donde se abordó el nuevo escenario de crecimiento económico global de más del 3% para este y el próximo año, así como los diferentes espacios  globales,  regionales y en ese contexto el papel renovado de la banca multilateral de desarrollo.

 

El mensaje hacia la banca multilateral fue claro: los países necesitan acciones más unificadas, rápidas, en áreas de prioridad clave definidas por los países y todo ello sin la burocracia actual que dificulta las transacciones, pero con un alto nivel de conocimiento que hoy si es ofrecido por estas instituciones. 

 

En América Latina y tras un periodo de recesión,  vuelve al crecimiento económico en 2017 con 1,2 %, nivel que se  superaría en 2018 donde llegaría a un crecimiento del PBI regional de 2,3% por ciento, según las proyecciones de consenso de los principales operadores y analistas privados.

 

Estas proyecciones están basadas en que Argentina retoma el crecimiento este año, con 2,8% y con 3% en 2018, mientras que Brasil crecería con 0.7 en 2017 y 2,3 en 2018.

 

La cuestión es,  si esta nueva tendencia, alimentada por un sostenido crecimiento del consumo interno,  ha de ser o no sostenible y como los aspectos fiscales, que mucho tienen que ver con el gasto social, logran un razonable equilibrio para que la recuperación sea incluyente.

 

En todo caso y ante el desequilibrio fiscal que presentan buena parte de los países (28 de 32), es razonable el abordaje gradualista, orientado hacia sostener el crecimiento con un gasto publico que proteja a quienes pueden volver a caer en la pobreza, al tiempo que el escenario fiscal va mejorando.

 

Según el FMI, el déficit fiscal primario en la región aumento del 0,1% del PIB en 2013, a 2,7 del PIB en 2016, debido a la fuerte caída de los ingresos públicos en razón de la abrupta caída del precio de las materias primas y la desaceleración de la actividad económica.

 

Empero, varios países (Brasil, Colombia, Chile, Perú, entre otros) de inflación controlada, han logrado utilizar la política monetaria y el tipo de cambio con el dólar para mejorar la competitividad en el corto plazo y así contribuir a la recuperación.

 

Aunque para lograr la sostenibilidad de la recuperación es imprescindible el incremento de la productividad, algo que requiere transformaciones estructurales y consenso social.

 

Se trata de reducir la actual brecha de infraestructura, mejorar el desempeño escolar y el  de la educación secundaria y terciaria y facilitar un clima de negocios que sea conducente a la inversión nacional y extranjera. Y para lograr todo esto se necesitan los consensos políticos que puedan hacer viables las reformas en estas áreas críticas para aumentar la competitividad y la productividad.

 

Es aquí, justamente donde entra el necesariamente ajustado papel de agencias multilaterales de crédito desde el BM pasando por el BID hasta llegar a nosotros mismos, en FONPLATA.

 

Buscamos estar cada día más cerca de los sectores vulnerables de la población en los países miembros, Argentina, Brasil, Paraguay, Bolivia y Uruguay, enfocados justamente en el apoyo a programas de infraestructura fronteriza, mejoras logísticas, construcción y recuperación de carreteras, agua y saneamiento, en fin, áreas esenciales para el desarrollo.

 

Ello, combinado con una rapidez en la preparación de los proyectos, hace que FONPLATA pueda en seis meses dejar lista una operación de millones de dólares para ser ejecutada a nivel municipal o provincial en estos países y hacerlo con una alta capacidad técnica de respaldo.

 

Por ello hemos acordado alianzas estratégicas y cofinanciamientos -ya en ejecución- con el Banco Latinoamericano de desarrollo (CAF) en Paraguay, con el BID en proyectos de integración y recientemente con el NDB (Banco de los BRICS -Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) para la ejecución de proyectos en el área sub-nacional de Brasil.

 

Así, al final de 2017 habremos aportado alrededor de 350 millones de dólares para proyectos que han de favorecer a los sectores de la población  que más lo necesitan.

 

Texto de Juan Notaro, Presidente Executivo de FONPLATA  

 

Publicado en Noticias

Há poucos dias participei em Washington DC, nos Estados Unidos, das reuniões anuais do Banco Mundial (BM) e do Fundo Monetário Internacional (FMI), onde foi exposto o novo cenário de crescimento econômico global de mais de 3% para este e para o próximo ano, assim como os diferentes espaços globais, regionais e, nesse contexto, o papel renovado dos bancos multilaterais de desenvolvimento.

 

A mensagem para os bancos multilaterais foi clara: os países precisam de ações mais unificadas, rápidas, em áreas chave de prioridades definidas pelos países e tudo isso sem a atual burocracia que dificulta as transações, mas com um alto nível de conhecimento que é oferecido hoje em dia por estas instituições. 

 

Na América Latina e depois de um período de recessão, volta o crescimento econômico em 2017 com 1,2 %, nível que tende a ser superado em 2018 quando chegaria a um crescimento do PIB regional de 2,3% por cento, de acordo com as projeções de consenso dos principais operadores e analistas privados.

 

Estas projeções estão baseadas no fato da Argentina retomar o crescimento este ano com 2,8%, e com 3% em 2018, enquanto o Brasil deve crescer 0,7% em 2017 e 2,3% em 2018.

 

A questão é, se esta nova tendência, alimentada por um duradouro crescimento do consumo interno, será ou não sustentável e como os aspectos fiscais, que muito têm a ver com o gasto social, consigam um razoável equilíbrio para que a recuperação seja inclusiva.

 

Em todo caso e diante do desequilíbrio fiscal apresentado por boa parte dos países (28 de 32), é razoável a abordagem gradual, destinada a sustentar o crescimento com um gasto público que proteja aqueles que possam voltar a cair na pobreza, enquanto o cenário fiscal vai melhorando.

 

De acordo com FMI, o déficit fiscal primário na região passou de 0,1% do PIB em 2013 para 2,7 do PIB em 2016 por causa da forte queda da arrecadação pública em razão da rápida queda do preço das matérias-primas e da desaceleração da atividade econômica.

 

No entanto, vários países (Brasil, Colômbia, Chile, Peru, entre outros) de inflação controlada, conseguiram utilizar a política monetária e o tipo de câmbio com o dólar para melhorar a competitividade no curto prazo e assim contribuir para a recuperação.

 

Ainda que para conseguir a sustentabilidade da recuperação é imprescindível o aumento da produtividade, algo que demanda transformações estruturais e consenso social.

 

Trata-se de reduzir a atual brecha de infraestrutura, melhorar o desempenho escolar e o da educação secundária e superior e promover um clima de negócios que seja propício ao investimento nacional e estrangeiro. Para conseguir tudo isso são necessários os consensos políticos que possam viabilizar as reformas nestas áreas críticas para aumentar a competitividade e a produtividade.

 

É aqui onde entra o necessariamente ajustado papel das agências multilaterais de crédito do BM, passando pelo BID até chegar a nós mesmos, no FONPLATA.

 

Buscamos estar cada dia e mais perto dos setores vulneráveis da população nos países membros: Argentina, Brasil, Paraguai, Bolívia e Uruguai, e enfocados justamente no apoio a programas de infraestrutura na fronteira, aprimoramentos logísticos, construção e recuperação de estradas, água e saneamento, ou seja, áreas essenciais para o desenvolvimento.

 

Isso, combinado com a rapidez na preparação dos projetos, faz com que o FONPLATA possa em seis meses deixar pronta uma operação de milhões de dólares para ser executada em nível municipal ou estadual nesses países e fazê-lo com uma alta capacidade técnica de respaldo.

 

Por isso definimos alianças estratégicas e cofinanciamentos - já em execução - com o Banco Latino-Americano de Desenvolvimento (CAF) no Paraguai, com o BID em projetos de integração e recentemente com o NDB (Banco dos BRICS - Brasil, Rússia, Índia, China e África do Sul) para a realização de projetos na área subnacional do Brasil.

 

Desta forma, no final de 2017, teremos aportado cerca de 350 milhões de dólares para projetos que vão favorecer os setores da população que mais carecem deles.

 

Texto de Juan Notaro, presidente executivo do FONPLATA

 

 

Publicado en Noticias

A água potável ajuda a melhorar a saúde e a qualidade de vida de comunidades pobres em três províncias.

Por anos Leonarda Guerrero caminhou todos os dias até o rio mais próximo para encher de água os baldes utilizados por ela, o marido e os oito filhos. Durante esses trajetos diários, ela pensava que uma tubulação de água potável era um sonho tão distante como os 600 metros de ida e volta que fazia diariamente.

Esse sonho se concretizou em agosto de 2017. O de Leonarda e os de outras 34 famílias da comunidade María Auxiliadora, localizada em uma remota província de Misiones, no noroeste argentino, quando a água começou a fluir para o encanamento das casas.

Este novo serviço de água potável é parte do Programa de Desenvolvimento Social em Áreas de Fronteira do Noroeste e do Nordeste Argentino (PROSOFA), destinado a áreas com necessidades básicas insatisfeitas naquele país.

“Antes a única maneira de guardar água era aproveitar a da chuva”, explica Hernán Benítez, responsável por projetos em FONPLATA. “Estas obras significam que foi possível levar uma solução às necessidades dessas pessoas”, destacou.

Reaparece a esperança

O Fundo Financeiro para o Desenvolvimento da Bacia do Prata, FONPLATA, financiou 90% (pouco mais de US$28 milhões) do projeto de água potável, para ampliar a cobertura e melhorar a qualidade dos serviços de água e da infraestrutura básica e social destas pequenas comunidades rurais e agrícolas nas províncias de Misiones, Catamarca e Santiago del Estero.

Em todas estas comunidades, a torre do tanque de água é vista pelos moradores como algo a ser cuidado. Em uma delas, as crianças do vilarejo colocaram com tinta suas mãos na casinha onde estão instalados os medidores para demonstrar que ali estão mais que aparelhos e sim algo que representa o ressurgimento da esperança e de novos caminhos para a singela sociedade.

Todas as famílias que agora recebem água corrente em suas casas têm experiências positivas para contar: agora dispõem de mais tempo para se dedicar a outras atividades, ficou mais fácil lavar e cozinha ou porque agora podem instalar banheiros em suas casas para melhorar sua qualidade de vida e de saúde.

Erradicar doenças

Do posto de saúde de Alba Posse, na província de Misiones, é possível ver o Rio Uruguai e na outra margem, o Brasil. Apesar da bela paisagem, o local não possuía água potável. Os médicos trabalhavam de forma precária por causa dos limites impostos pela falta de água encanada.

Antes eram comuns doenças geradas pela má qualidade do líquido vital e isso representava consequências para adultos e crianças, que por estar doentes não podiam se dedicar ao trabalho ou à escola.  

O fornecimento constante e confiável de água significa que agora os trabalhadores da saúde podem atender melhor as pessoas deste povoado e tratar as doenças que podem ser prevenidas simplesmente com a melhoria das condições de saúde.

As províncias do norte da Argentina estão dedicadas principalmente à atividade rural, e historicamente são as de menor desenvolvimento econômico e social.

Publicado en Noticias

El agua potable ayuda a mejorar la salud y la calidad de vida de comunidades pobres en tres provincias.

Durante muchos años Leonarda Guerrero caminó todos los días hasta el arroyo más cercano para llenar de agua los baldes que utilizaban ella, su marido y sus ocho hijos. Durante esos trayectos diarios, Leonarda pensaba que una tubería de agua potable era un sueño tan lejano como los 600 metros de ida y vuelta que debía transitar diariamente.

Ese sueño, sin embargo, se cumplió en agosto de 2017. La de Leonarda y otras 34 familias de la comunidad María Auxiliadora, ubicada en una remota provincia de Misiones, en el noroeste argentino, cuando el agua comenzó a fluir hacia las viviendas.

Este nuevo servicio de agua potable es parte del Programa de Desarrollo Social en Áreas Fronterizas del Noroeste y el Noreste Argentino (PROSOFA), dedicado al desarrollo social en las áreas de frontera del noroeste y noreste de Argentina con necesidades básicas insatisfechas.

“Antes la única forma de recoger agua era aprovechar la lluvia”, explica Hernán Benítez, responsable de proyectos de FONPLATA. “Estas obras significan que se logró concretar la solución a las necesidades de estas personas”, agregó.

Resurge la esperanza

El Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata, FONPLATA, financió el 90% (poco más de US$28 millones) del proyecto de agua potable, que buscaba ampliar la cobertura y mejorar la calidad de los servicios de agua y la infraestructura básica y social de estas pequeñas comunidades rurales y agrícolas en las provincias de Misiones, Catamarca y Santiago del Estero.

En todas estas comunidades, la torre del tanque de agua es vista por sus habitantes como algo que deben cuidar mucho. En una de ellas, los niños imprimieron las palmas de las manos en la casilla de los medidores, para simbolizar que se trata de mucho más que simples depósitos de líquido y que la llegada del agua representa el resurgimiento de la esperanza y de nuevos caminos.

Todas las familias que ahora disfruta de agua corriente en sus casas tienen experiencias positivas para contar: ahora disponen de más tiempo para dedicarse a otras actividades, se hizo más fácil lavar y cocinar, o pueden instalar baños para mejorar su calidad de vida y su salubridad.

Erradicar enfermedades

Desde el puesto de salud de Alba Posse, en la provincia argentina de Misiones, se puede ver el Río Uruguay y en la otra orilla, Brasil. A pesar de la privilegiada vista al magnífico paisaje, el lugar no contaba con agua potable.   Los médicos trabajaban de forma precaria debido a los límites impuestos por no contar con un suministro fiable.

La falta de agua hacia que fueran comunes enfermedades atribuibles a la mala calidad del líquido vital y eso tenía consecuencias para adultos y niños, que por estar enfermos no podían dedicarse al trabajo o a la escuela.

Un suministro constante y confiable de agua significa que ahora los trabajadores de la salud van a poder atender mejor a esta población y atender enfermedades que pueden ser prevenibles simplemente con mejorar las condiciones de salubridad.

Las provincias del norte de Argentina se dedican principalmente a la actividad rural, e históricamente son las de menor desarrollo económico y social.

Publicado en Noticias

Banco Mundial prevê crescimento de 0,7% para a região em 2017, e de 2,3% em 2018.

A economia da América Latina está voltando a crescer, informou nesta quarta-feira o economista chefe do Banco Mundial para esta região. De acordo com o balanço semestral apresentado por Carlos Végh, este ano será de recuperação de 1,2%, superando a recessão de 2016.

No entanto a situação fiscal de boa parte dos países da região ainda é precária, e isso aponta para a necessidade de promover ajustes fiscais em alguns deles. Depois de dois anos de queda do Producto Interno Bruto (PIB), a región irá crescer 0,7% em 2017. Em 2018 o crescimento debe ser ainda maior, de 2,3%.

Végh destacou que o crescimento será por causa da recuperação das economias mais importantes da região: a Argentina, com 2,8%, após queda em 2016; e o Brasil com um crescimento de 0,7% após dois anos consecutivos de queda.

Nos demais países da Bacia do Rio da Prata, a Bolívia foi o que teve melhor desempenho. O Banco Mundial prevê um crescimento de 3,9% para este país em 2017.  O organismo internacional, no entanto, enfatizou que talvez sejam necessárias algumas reformas fiscais para continuar nesta rota ascendente.

Já o Uruguai, teve um crescimento de mais de dois pontos percentuais em relação a 2016. Em 2018 este país deve ter um rendimento moderado.

O Paraguai, por outro lado, continua com estáveis taxas de crescimento, sobretudo se for levado em conta as limitações logísticas deste país sem saída ao mar.

Esta retomada econômica da América Latina tem origem no preço das commodities (produtos básicos com cotação global); nas taxas de crescimentos dos Estados Unidos, o que é particularmente importante para o México e para a América Central; e o desenvolvimento da China, com mais impacto para a América do Sul. Além do bom desempenho dos mercados internacionais, segundo o Banco MUndial.

“Se quisermos crescer mais 1.2%, que é o que a região deve aspirar, vamos ter que depender de nós mesmos”, afirmou Vérgh, no sentido que cada país deve buscar em sua economia e na da região em que está localizado aumentar o comércio e continuar crescendo.

Delicada situação fiscal

Durante este período de crescimento será necessário fazer ajustes fiscais, advertiu o economista. De acordo com a análise, pelo menos 28 das 32 economias da região vão ter déficit fiscal em 2017.

“Essa é uma situação fiscal frágil. A soma da dívida pública é de 58,7%, um nível que para os países emergentes é um nível de demonstra uma preocupação. Em seis desses países o endividamento bruto ultrapassa 80% de seus PIBs”.

A precária situação fiscal na região aponta que há um espaço fiscal limitado e que pode ser necessário revisar as políticas fiscais.

“Um ajuste fiscal é inevitável e o gradualismo é aconselhável já que estamos em época de baixo crescimento e fazer um ajuste fiscal de choque não é recomendável”.

O caso dos vizinhos

O impacto da queda dos preços do petróleo, em meados de 2014, representou uma queda muito pronunciada do PIB brasileiro. Para se ajustar à situação o Brasil fez uma política de contração monetária muito agressiva.

“Este país sul-americano priorizou a estabilidade cambial e inflacionária”, explicou Végh.

Entre as medidas adotadas para avançar rumo à recuperação econômica, alguns países escolheram subir a taxa de juros por receio à desvalorização e à aceleração inflacionária. O economista desta que em nações com pouca credibilidade na área da política monetária ou aqueles com muitas dívidas em moeda estrangeira isto poderia gerar um círculo vicioso.

A Argentina recebeu muitos elogios graças a um acordo com os credores e à reforma tributária. “A inflação caiu pela metade e agora está em cerca de 20%, que é o menor nível em sete anos. A Argentina está em excelente trajetória”, destacou Vérgh.

Publicado en Noticias

El Banco Mundial prevé un crecimiento del 0,7% para la región en 2017, y 2,3% en 2018

La economía de América Latina está volviendo a crecer, informó este miércoles el economista jefe del Banco Mundial para la región. De acuerdo con el balance semestral presentado por Carlos Végh, este año habrá una recuperación del 1,2%, superando la recesión de 2016.

Sin embargo, la situación fiscal de buena parte de los países todavía es precaria, y eso apunta a la necesidad de promover ajustes fiscales en algunos de ellos. Tras dos años de caída en el Producto Interior Bruto (PIB), la región crecerá un 0,7% en 2017. En 2018 se espera un crecimiento aún mayor, del 2,3%.

Végh destacó que este crecimiento se debe, en parte, a la recuperación de las economías más importantes de América del Sur: Argentina, con el 2,8%; y Brasil con un 0,7%, tras dos años consecutivos de caída

También en la Cuenca del Río de la Plata, Bolivia fue el que tuvo mejor desempeño. El Banco Mundial prevé en 2017 un crecimiento del 3,9% para este país. El organismo internacional enfatizó, sin embargo, que tal vez sean necesarias algunas reformas fiscales para continuar en esta ruta ascendente.

Uruguay, por su parte, tuvo un crecimiento de más de dos puntos porcentuales en relación a 2016. Aunque se espera que en 2018 ese ascenso tienda a moderarse.  Paraguay, por otro lado, se mantiene con tasas estables de crecimiento, sobre todo si se tienen en cuenta las limitaciones logísticas de este país sin salida al mar.

Esta remontada económica de América Latina tiene su origen en el precio de los commodities (productos básicos con cotización global); en las tasas de crecimiento de los Estados Unidos, particularmente importante para México y América Central; y el desarrollo de China, con más impacto en América del Sur. Además del buen desempeño de los mercados internacionales, según el Banco Mundial.

"Si queremos crecer más el 1,2%, que es lo que la región debe aspirar, vamos a tener que depender de nosotros mismos", afirmó Végh, en el sentido que cada país debe buscar en su economía y en su región fórmulas para aumentar el comercio y continuar creciendo.

Delicada situación fiscal

Durante este período de crecimiento será necesario hacer ajustes fiscales, advierte Végh. De acuerdo con su análisis, al menos 28 de las 32 economías de la región van a tener déficit fiscal en 2017.

"Esa es una situación fiscal frágil. La suma de la deuda pública es del 58,7%, un nivel que para los países emergentes significa una preocupación. En seis de estos países, el endeudamiento bruto supera el 80% de su PIB”, señala.

La precaria situación fiscal en la región apunta a que hay un espacio fiscal limitado y que puede ser necesario revisar las políticas fiscales. "Un ajuste fiscal es inevitable, y el gradualismo es aconsejable ya que estamos en época de bajo crecimiento, y hacer un ajuste fiscal de choque no es recomendable", indicó.

El caso de los vecinos

El impacto de la baja de los precios del petróleo a mediados de 2014, representó una caída muy pronunciada para el PIB brasileño. Para ajustarse a la situación, el país aplicó una política de contracción monetaria muy agresiva.

"Este país sudamericano priorizó la estabilidad cambiaria e inflacionaria", explicó Végh.

Entre las medidas adoptadas para avanzar hacia la recuperación económica, algunos países eligieron subir la tasa de interés por temor a la devaluación y a la aceleración inflacionaria. El economista jefe del Banco Mundial señala que en naciones con poca credibilidad en el ámbito de la política monetaria o con muchas deudas en moneda extranjera, esto podría generar un círculo vicioso.

Argentina recibió muchos elogios, gracias a un acuerdo con los acreedores y una reforma tributaria. "La inflación cayó a la mitad y ahora está en torno al 20%, que es el nivel más bajo en siete años. Argentina está en excelente trayectoria”, puntualizó Végh.

Publicado en Noticias

Para paliar las pérdidas humanas y económicas, FONPLATA incluye una provisión en sus préstamos que se activa en casos de emergencia

En la última década, y principalmente este año, los desastres naturales se han vuelto más constantes en todo el mundo. Las pérdidas humanas y económicas son los resultados inmediatos de una situación traumática.

Solidaridad y experiencia, por otra parte, son el legado positivo de las catástrofes, pues se transforman en herramientas para mitigar futuras situaciones de riesgo. En este punto, los organismos de desarrollo tienen un papel clave.

Lea la versión en portugués

FONPLATA reconoce esta responsabilidad. Por eso, recientemente aprobó una reserva en sus contratos de préstamo, que permite liberar hasta un 5% de los fondos de sus créditos para ser usados ​​en casos de emergencia o de desastre natural por países miembros. Es decir, Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Recientes estudios del Banco Mundial apuntan que cada año cerca de 26 millones de personas caen en la pobreza a consecuencia de los desastres naturales, lo que equivale a la suma de la población de Chile y Bolivia.

La mayoría de las veces, los sectores pobres son los más afectados por los desastres, que los dejan en una situación aún peor a la que viven. De acuerdo con Joaquín Toro, especialista del Banco Mundial en riesgos de desastres, "la planificación más ordenada y que prevea eventos naturales es la mejor alternativa para responder a la emergencia, momento en que las pérdidas e inversiones son mucho mayores".

En América Latina, más del 80% de la población vive en áreas urbanas, es decir, un desastre en una de esas zonas causaría impactos de grandes dimensiones.

Todos los países en desarrollo tienen el desafío de prevenir, además de las responsabilidades básicas que deben cumplir para ofrecer mejores condiciones de vida a la población, y también atraer futuras inversiones, sobre todo, si logran minimizar los riesgos de grandes pérdidas.

Para Joaquín Toro, es necesario invertir en estructuras más seguras, como escuelas y otras para prestar atención adecuadas tras los desastres, como centros de salud y hospitales.

Según el Banco Mundial, las instituciones de financiamiento deben prever inversiones en la evaluación de riesgos de accidentes, en mejores infraestructuras y en planificación, además de implementar medidas previas a los desastres, desarrollar medidas de protección financiera y en la promoción de la reconstrucción a través de cambios políticos e institucionales.

Casos latinoamericanos

Los desastres climáticos son casi una realidad cotidiana en América Latina. Recientemente, cinco municipios de Cochabamba, en el suroeste de Bolivia, se declararon en emergencia a causa de la sequía.

En Pasorapa, una de las zonas más afectadas, cerca de 800 familias están en riesgo, además de 19 mil cabezas de ganado. Este desastre representa para la región una pérdida del 71% en producción de cultivos.

En los últimos años, el Río Mizque sufrió una reducción del 30%,  en la cuenca más importante y caudalosa de la región sur del departamento de Cochabamba. Hasta hace poco, del Mizque salía el agua para regar 33 mil hectáreas.

El sector agrícola representa cerca del 11% del Producto Interior Bruto (PIB) de Bolivia. La mayoría de los productores bolivianos utiliza métodos tradicionales de cultivo y el sector emplea cerca del 5% de la fuerza productiva.

El desequilibrio climático causa sequía en algunas regiones y provoca inundaciones en otras, entre varias consecuencias. Es lo que ocurre, por ejemplo, en algunas zonas del departamento de Santa Cruz, en el sudeste boliviano, donde la creciente de los ríos pueden causar perjuicios humanos y económicos similares a los de Cochabamba.

En Argentina y Bolivia, FONPLATA está trabajando con los gobiernos para minimizar los efectos del cambio climático. Para este organismo multilateral, la prevención debe ir de la mano con los demás planes de desarrollo. Esta es la manera más económica y sensata de evitar que las tragedias causen daños humanos y pérdidas materiales.

Con Argentina existe un proyecto destinado específicamente a prevenir y mitigar los efectos de las inundaciones provocadas por el fenómeno El Niño en las provincias de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos (casi seis millones de habitantes en total). Un apoyo fundamental para un país en el que cerca del 40% de los desastres naturales que ocurren tienen que ver con desbordamientos de los ríos, según datos del Banco Mundial.

También en Bolivia, donde buscamos reducir la vulnerabilidad ante inundaciones de algunas zonas del departamento de Santa Cruz para proteger áreas productivas -y posiblemente ampliar la frontera agrícola- en una zona en la que viven el 85% de los habitantes del departamento y en la que viven el 85% se produce alrededor del 70% de los alimentos que consume y exporta el país.

Publicado en Noticias

Consciente do que significam as perdas humanas e econômicas, FONPLATA libera fundos de crédito para projetos de países-membros.

Na última década e principalmente este ano os desastres naturais tornaram-se mais constantes em todo o mundo. Perdas humanas e econômicas são os resultados imediatos de uma situação traumática.

Solidariedade e experiência são outros legados das catástrofes e se transformam em ferramentas para mitigar futuras situações de risco. Neste ponto os organismos de desenvolvimento têm papel-chave.

FONPLATA reconhece esta responsabilidade e recentemente aprovou uma reserva em os contratos de empréstimo que permite liberar até 5% de fundos de crédito para serem usados em casos de emergência ou de desastre natural por países membros, diga-se Argentina, Bolívia, Brasil, Paraguai e Uruguai.   

Recentes estudos do Banco Mundial apontam que a cada ano cerca de 26 milhões de pessoas caem na pobreza por consequência dos desastres naturais, quantidade equivalente à população do Chile e da Bolívia juntas.

Na maioria das vezes os setores pobres são os mais afetados pelos desastres, que os coloca em uma situação ainda pior a que vivem. De acordo com Joaquín Toro, que é especialista em riscos de desastres, “o planejamento mais ordenado e que preveja eventos naturais é a melhor alternativa para responder à emergência, momento em que os prejuízos e investimentos são muito maiores”.

Na América Latina mais de 80% da população vive em áreas urbanas, ou seja, um desastre em uma dessas regiões causaria impactos de grandes dimensões.

Todos os países em vias de desenvolvimento têm o desafio de prevenir, além das responsabilidades básicas a cumprir para oferecer melhores condições de vida à população e também para se tornar um lugar mais atrativo a futuros investimentos sobretudo por ter minimizado os riscos de grandes perdas.

Para Joaquín Toro é preciso investir em estruturas mais seguras, como escolas, e em ambientes para o socorro após os desastres, caso dos centros de saúde e hospitais.      

As instituições de financiamento, de acordo com o Banco Mundial, preveem investimentos na avaliação de riscos de acidentes, em melhores infraestruturas e em planejamento, além de implementar medidas prévias aos desastres, desenvolver medidas de proteção financeira e na promoção da reconstrução através de mudanças políticas e institucionais.

Casos latino-americanos

Na região, cinco municípios de Cochabamba, no sudoeste da Bolívia, se declararam em desastre por causa da seca. Pasorapa, que é uma das áreas mais atingidas, cerca de 800 famílias estão em risco, além de 19 mil cabeças de gado. Este desastre natural representa uma perda de 71% na produção de cultivos.

Nos últimos anos, o Rio Mizque sofreu uma redução de 30% no nível desta que é a bacia mais importante e caudalosa da região sul do departamento de Cochabamba. Antes 33 mil hectares de terra eram regados por esta fonte.

O setor agrícola tem grande importância na economia boliviana, que representa cerca de 11% do Produto Interno Bruto (PIB) do país. A maioria dos bolivianos utiliza tradicionais métodos de cultivo e este setor emprega cerca de 5% da força de trabalho nacional.

O desequilíbrio climático causa seca em algumas regiões e promove inundações em outras, entre várias consequências. É o que acontece em algumas regiões do departamento de Santa Cruz de la Sierra, no sudeste boliviano, onde a crescente dos rios podem causar prejuízos humanos e econômicos similares aos de Cochabamba.   

Já na Argentina, os cuidados recaem sobre os efeitos do El Niño. Especialistas não descartam que este ano o fenômeno meteorológico ainda possa causar estragos.   

Na Argentina e na Bolívia FONPLATA está trabalhando com o governo desses países para minimizar os efeitos da mudança climática. Para este organismo multilateral a prevenção deve andar junto com os demais planos de desenvolvimento. Esta é a maneira mais econômica e sensata de evitar que as tragédias causem danos humanos, sejam estes de menor ou de maiores proporções.

trabajando con Argentina en un proyecto destinado específicamente a prevenir y mitigar los efectos de las inundaciones provocadas por el fenómeno El Niño en las provincias de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos (casi seis millones de habitantes en total). Un apoyo fundamental para un país en el que cerca de 40% de los desastres naturales que ocurren tienen que ver con desbordamientos de los ríos, según datos del Banco Mundial.

También en Bolivia, donde buscamos reducir la vulnerabilidad ante inundaciones de algunas zonas del departamento de Santa Cruz para proteger áreas productivas –y posiblemente ampliar la frontera agrícola- en una zona en la que viven el 85% de los habitantes del departamento y en la que se produce alrededor del 70% de los alimentos que consume y exporta el país.

Publicado en Noticias

Buenos Aires, 28 de agosto. El Banco de Inversión y Comercio Exterior S.A BICE y FONPLATA firmaron hoy aquí un acuerdo de cooperación e intercambio para apoyar el cumplimiento de sus respectivas misiones.

La firma del acuerdo la realizaron el Presidente del BICE, Pablo García y Juan Notaro, presidente ejecutivo de FONPLATA.

El propósito del acuerdo es contribuir con recursos materiales y técnicos que faciliten y permitan el cumplimiento de sus respectivos fines. El BICE ofrecerá y pondrá a disposición de FONPLATA el uso de una oficina, para uso oficial por parte de sus representantes en la República Argentina. FONPLATA podrá brindar al BICE, asistencia técnica en los procesos de preparación y seguimiento de proyectos a ser financiados en el marco de las misiones de ambas instituciones.

El BICE es un banco público que otorga créditos de mediano y largo plazo destinados a la inversión productiva y al comercio exterior, cuyo único accionista es el Estado Nacional. Además, desde su creación, es un banco de segundo piso, lo que le permite otorgar préstamos no sólo directamente a las empresas sino también mediante distintas entidades de la banca comercial.

Su misión es convertirse en el Banco de Desarrollo Argentino, complementando mercados mediante el alargamiento de plazos, la inclusión de nuevos sujetos de crédito y la estructuración de financiamiento de la inversión real.

FONPLATA es el Fondo Financiero para Desarrollo de la Cuenca del Plata es un organismo multilateral conformado por cinco países: Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay, cuya principal misión es apoyar la integración de los países miembros para lograr un desarrollo armónico e inclusivo, dentro y entre las áreas geográficas de influencia de la Cuenca del Plata mediante operaciones de crédito y recursos no reembolsables del sector público.

Publicado en Noticias
Página 10 de 11

Proyectos en Argentina

Beneficiarios Argentina

MAYTE OSORIO: "el programa nos ayud…

“Creo que el programa es importante para todas las PYMEs porque nos ayuda a crecer a cada uno en su área. A nosotros nos ayudó el plan de negocios internacional...

Read more
SEDE
 
Santa Cruz de la Sierra, Bolivia
Teléfono +591 3 315 9400
Fax +591 3 3371713
Avenida San Martín #155, barrio Equipetrol, edificio Ambassador Business Center Piso 3
OFICINAS OPERATIVAS DE ENLACE:
 
Buenos Aires, Argentina
Teléfono +54 11 4016 8667
Avenida Belgrano 955, piso 12, C1092AAJ
 
Asunción, Paraguay 
Teléfono +595 21 453 320
Independencia Nacional esquina Fulgencio R. Moreno, piso 15, edificio El Productor

Contacto Linkedin youtube Google+